Justicia Transicional

International Center For Transitional Justice - ICTJ
El propósito de esta publicación —Justicia transicional: manual para América Latina— se atiene rigurosamente a esa compleja condición: reconoce y expone la diversidad de los caminos para la búsqueda de la justicia, pero al mismo tiempo afirma la unidad de propósitos de esa búsqueda, centrada en claros principios jurídicos y morales. No se ofrece aquí un imposible recetario para los practicantes y estudiosos de la justicia transicional en los diversos países de la región. Más aún, la disposición misma de la publicación rechaza esa posibilidad e invita a sus lectores a asumir una aproximación reflexiva, y por tanto, creativa, frente a las tareas derivadas de la agenda de verdad y justicia en América Latina. Los trabajos de los prestigiosos estudiosos que aquí se reúnen ponen en evidencia los avances conceptuales y prácticos obtenidos en este campo y ofrecen, así, al lector interesado una gama diversa de caminos por los cuales transita la búsqueda de la justicia. Por otro lado, los artículos aquí reunidos afirman los fundamentos éticos, normativos y políticos básicos del campo, rechazando así, de manera implícita, una concepción laxa de la justicia transicional que resulte excesivamente concesiva a las realidades políticas prácticas y avara respecto de las expectativas de las víctimas. Con ese propósito, el libro se despliega en una estructura sencilla que sigue el hilo de los derechos de las víctimas a la verdad, justicia, reparaciones y reformas que garanticen la no repetición de los hechos. En una primera sección —“Conceptos y debates sobre la justicia transicional”— se ofrecen definiciones esenciales del campo y visiones del itinerario seguido hasta su afirmación como un paradigma para aproximarse a las transiciones políticas y a los proyectos nacionales e internacionales de afirmación de la paz. No es marginal en este itinerario el encuentro entre las primeras manifestaciones de la justicia transicional como esfuerzos alternativos o paralelos a la justicia impartida por tribunales y las actuales concepciones en las que la lucha contra la impunidad y, por tanto, el efectivo ejercicio de la persecución penal han conquistado un puesto central. Los trabajos de Paul van Zyl, Paige Arthur, Ruti Teitel y Naomi Roht-Arriaza ofrecen, así, un encuadramiento histórico y conceptual indispensable para toda discusión sobre esta materia. La segunda sección se titula “Procesamientos judiciales y otras medidas de justicia” y enfatiza, en particular, el cumplimiento del derecho a la justicia y la obligación legal que todo Estado tiene de investigar y castigar los más graves crímenes. Esa obligación, y las formas en que ella puede ser cumplida, se encuentran íntimamente asociadas a la evolución reciente del derecho internacional de los derechos humanos, el derecho internacional humanitario y cuerpos normativos como el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional. Ello no se refiere únicamente a las normas producidas en estos campos sino también a los desarrollos doctrinarios en materia de atribución y demostración de responsabilidades penales y nuevas formas de considerar la evidencia suficiente, todo ello al servicio de un más efectivo combate a la impunidad. Los artículos de Juan Méndez, Elizabeth Salmón, Santiago Canton, Pamela Pereira y Jo-Marie Burt ilustran sobre la fuerza de esa obligación de las acciones judiciales, la inviabilidad jurídica de las llamadas “autoamnistías” y otros instrumentos de jure y de facto de impunidad. Verdad y memoria constituyen el punto de partida lógico —y en muchos países cronológico— de los esfuerzos en materia de justicia transicional. El reconocimiento de la verdad sobre los hechos criminales del pasado, y la adopción de tal verdad en la esfera pública, es la plataforma desde la cual se pueden formular con pretensiones de éxito las demandas de las víctimas. Más aún, es en esa práctica de verdad y memoria donde grupos de población que han sido objeto de abuso “descubren” su condición de víctimas, en el sentido de ser titulares de acreencias específicas frente al Estado. Se trata, sin embargo, de realidades complejas en las que se conjugan definiciones filosóficas, prescripciones jurídicas y prácticas sociales que en no pocas ocasiones desbordan toda predefinición normativa. La tercera sección de este libro, “El derecho a la verdad y el papel de la memoria”, ofrece tres visiones del tema mediante los trabajos de Eduardo González, Félix Reátegui y Ludmila da Silva. En ellos se encontrará una reseña del camino seguido por ese mecanismo ya típico de la justicia transicional denominado “comisiones de la verdad” y sus perspectivas de vigencia y efectividad en el futuro, así como reflexiones sobre el significado social de las prácticas de memoria y, tema de importancia crítica y muchas veces descuidado, el de los medios para la reconstrucción de la verdad y la memoria, en este caso, los archivos o registros. Finalmente, están las otras medidas de justicia en términos de resarcimientos a las víctimas y de garantías de que los terribles abusos del pasado no se repetirán. La última sección de este Manual lleva, por ello, el título de “Reparaciones y reformas institucionales”, y muestra el marco normativo de las reparaciones y las formas que ellas deben adquirir para ser consideradas verdaderas medidas de justicia, explora la trayectoria de los programas de reparación en casos nacionales, entre ellos, en Brasil, y examina los necesarios vínculos entre las reparaciones y objetivos más amplios de transformación social como aquellos propios del desarrollo. A esos fines se dirigen los trabajos de Pablo de Greiff, Cristián Correa, Paulo Abrão y Marcelo Torelly, y Naomi Roht-Arriaza y Katharine Orlovsky.

Reviews

Reviewed: 2018-04-06

Temas:

Derechos de las Víctimas,Justicia Transicional,Reformas Institucionales,Reparaciones

Texto disponible en medio magnético

Item Posts
No posts